sábado, 14 de junio de 2008

Compás de espera

Un compás de espera es el tiempo que pasa entre lo que ya ocurrió y lo que está por suceder. Este mes y un poco más son justamente eso en este blog. Las obligaciones académicas, o sea tesis, preparación de examen de grado, etcétera, me han obligado a retirarme del mundo de las letras virtuales. Volveré, claro, cuando todo aquello haya acabado y mi vida sea mejor. Mientras tanto, dejo aquí para la edificación literaria de los visitantes fragmentos del nuevo libro de mi querida Elena Poniatowska, Rondas de la niña mala. Salú,

ANGEL DE LA GUARDIA

Mi madre recomienda
dejar abierta
la ventana
para que entre
el Ángel de la
Guarda.

Tras de mi cama
el Ángel
respira
con sus alas.

En Francia,
el Ángel
–porcelana blanca–
sonreía,
boquita de cereza.

Papel de china,
engrudo, carrizo
y un poco de morado,
he aquí las señales
del Ángel mexicano.

El Ángel argüendero
cacarea revueltas.

En un batir de alas
sus cabellos se erizan,
en la cabeza lleva
un barco de periódico.

Reparte a las volandas
notas de sangre roja.

Ángel papelero,
los pasantes le clavan
agujas de rabia
bajo las plumas.

“Olvidaste las alas”,
dice Dios cuando vuelve,
“¿Cómo voy a olvidarlas
si me duelen?”
Dios lo regaña.

En la noche
esparce noticias estelares,
mete a la recámara
a la Osa Mayor.

Al alba,
el Ángel,
flamenco rosa
palidece.

Escapa
por la ventana
y deja el cielo
vacío de constelaciones.

AGUA DE MAR

¡Ah el calor, el sol, el vientre plano,
la sal en las pestañas y las cejas!

“Déjame despellejarte”, pide Genia
y saca pergaminos de mi espalda.

Todo nos lo lavamos durante horas,
los dientes, la cola, la seda de los músculos,
un torrente de sexo nos cae en el cabello,
mil gotas de agua cantan en cada filamento.

Ser niña es ser un poco de agua con sangre.

Genia, Piti, Tota, Mimí, Kiki,
Cristi, Tere, Fefa, Teté,
ninguna tenía nombre,
sólo un cuerpo intocado quebañar todo el día.

“Creo que soy puro sexo”, decía Genia,
y daba miedo verla y sentir su mirada.

Abrí la regadera a todo su volumen
y leí sentada en el excusado
hasta que me pescaron.

“Tírale el libro al agua,
mentirosa y cochina.”

Tendí el libro al sol
y se secó por dentro
–la regadera abierta–,
lo volví a leer
hasta llenarme entera.

Bajo el acantilado, en lo oscuro,
Pachín Arango
tocaba el claxon de su convertible
y corría Cristinita listos los brazos,
envidiábamos su hondo precipicio,
su tirarse a la mar, sus ojos de contigo.

Rodeadas de agua por todas partes
el mar naufragó dentro de cada una,
el faro, en vez de guiarnos, nos desencaminó,
golosas, sólo queríamos
lo que todas pedimos,
amanecer al mundo
desfloradas a besos.

FRUNCIDA ESTRELLA

Enséñame tu ombligo,
levántate la falda,
hace tiempo accediste
y ¿sabes lo que vi?,
un ramo de violetas

Enséñame tu ombligo,
anda, suena, es un timbre,
tintinea de risa,
toco, vienes a abrir
y me dices que pase.

Enséñame tu ombligo,
copita de rompope,
para beber de él
los rayos de la luna.

Niña, ya no te muevas,
voy ahora a clavarte
mi torre de sonrisas.

¿Ves?
Tú también sonríes.

EL GATIJO HERIDO

Yo ya no juego, niño,
que de tanto enseñarte
se me ha abierto todo.

Ya fui lo que tú quieres,
échame tierra encima,
vete de mí y borra
tus huellas digitales.

Perdí las agujetas,
el fondo del vestido,
el listón de las trenzas,
los botones azules.

Ya no soy tu pareja,
ni tu limón celeste,
soy la mitad de algo
que no llegó a irse.

14 comentarios:

Vanto y Vanchi dijo...

Queridísimo, pero queridísimo, Raúl:

Gracias por iluminarme. Tengo que admitir, sin que suene a justificación, que ya alguien me había actualizado acerca del verdadero origen de esa cita tan citosa, y me he negado a cambiarla porque fue con Kushner y no con Williams como la conocí (aunque El Tranvía no me es desconocido). Pero se acepta y se agradece la corrección. Y no, no te odio, ;)

Gracias por la noche aquella. ¿Se repetirá?

Besos muchos...muchos.

Ah, por cierto. ¿Será que soy "Gatijo Herido?

Pável dijo...

Esperé, paciente, sentadito, sobre la banqueta. Me dijeron que no vendrías, pero esperé, paciente, sentadito, sobre la banqueta.

Recé, pero sólo un poco, porque a mi Dios le irrita que la gente pase el tiempo rezando cuando podría hacer cosas reales para cambiar ese mundo que nos regaló al principio de todas las cosas.

Esperé sentadito sobre la piel de la banqueta, rezaba un poco, y cuando no rezaba pensaba en los gatos que se paseaban junto a mi ventana, cuando yo apenas era un mocoso y tú ya eras todo lo que eres. Invulnerable, incorruptible.

Siglos sentado sobre la misma banqueta. Paciente, sentadito, sobre la banqueta.

Ahora reapareces, como los centinelas que se reencuentran con sus formas y sus colores al llegar las primeras horas.

Me pareces una promesa siempre trunca, anclada en el "casi", en la frontera, en el muro, en el separador de páginas.

Hay de nuevo incienso en tu aliento seco, oro líquido que expulsas sobre nuestras sábanas y mirra que pones bajo la almohada como amuleto para conjurar malas memorias.

Regresas y me impactas. Eres de una pieza y no te condueles de los trozos que me arrancas en esta erosión lentísima, devastadora, efectiva. Y que por supuesto, agradezco.

- Ruiseñor Dixit -

Pável dijo...

Decidí suprimir la O después de Orlando. Y ya sabes a qué O me refiero. Tú eres el mejor para estos juegos.

Anónimo dijo...

pasaba por aqui y me detuve al azar, y descubri tu blog raúl y ahora veo que nada es azar y ahora comprendo aquello de "dios actúa de maneras misteriosas" (que me gusta mas como lo dice bono en "misterious ways"). Gracias. Fin.

Anónimo dijo...

“Lo sabía / Que lo nuestro no era eterno / Lo sabía / Sólo he sido el intermedio / Y lo sabía / Amor de temporada / Nada más / Lo sabía / No te apenes, no fue engaño / Lo sabía / Yo fui el rato mientras ella aparecía / Paréntesis que ahora se cerró / Y fui un compás de espera / Nada más / Mientras alguien llegaba a tu vida / Yo sólo compartí tu soledad / No pude despertar tu piel dormida / Y fui un compás de espera / Nada más / Mientras alguien llegaba a tu vida / Yo sólo compartí tu soledad / No pude despertar tu piel dormida / Lo sabía / Y no ha sido una sorpresa, lo sabía / Ella ocupa mi lugar y me lastima / Termina lo que nunca comenzó / Y fui un compás de espera / Nada más / Mientras alguien llegaba a tu vida / Yo sólo compartí tu soledad / No pude despertar tu piel dormida / Y fui un compás de espera / Nada más / Yo sólo fui la pausa sin memoria / No te atreves a hablar con la verdad / El amor que te doy / Mi amor te estorbaba”

Anónimo dijo...

Lo anterior de parte del pajarito, del gatito, del perrito, del gusanito, de la lombricita, de la catarinita y de todo el resto del insectario y del bestiario. Te queremos, Raul
Sos o no sos?

Anónimo dijo...

Eres TRE-MEN-DO, Raulito. Dos besos. Ya sabes como y ya sabes donde.
SMACK SMACK

homar dijo...

El tino no es a veces una de mis mayores virtudes, a veces si que hasta yo me sorprendo, pero en otras ostentosamente No. Hoy por ejemplo, traido a casa por la tormenta intempestiva de la tarde, llegé decidido a leer y comentar lo nuevo de tu blog, pero me encontre con un mensaje de espera, y ahora que ya es de noche y pronto me entrará el sueño, pues si hay que esperar, pues espero... Esperemos como en otras ocasiones, que mis ganas y su talento concluyan en un maravilloso posteo por su parte, y unos entretenidos comentarios por la mía. Por lo pronto, le dejo muchos abrazos, besos y wenos deseos para esa diversión llamada Tesis. Abur!!!!!!!!

el juntacadáveres dijo...

pues a esperar... qué más puede uno hacer...
saludos y suerte en eso que te ocupa...

Dídac dijo...

señor, a dodne anda!!!!!!... espero que todo bien y bonito, se la pase..

encantador el libro!!

Saludos!!

Anónimo dijo...

¿no va a poner la fecha de su cumpleaños en http://www.unasartadementiras.blogspot.com? Apurele no sea que le coman el mandado.
Sí. encantador el libro!!
Saludos!!

Anónimo dijo...

La obediencia ennoblece, Caballero de Alejandría aunque, ¿usted cree que fuera necesario poner la fecha de cumpleaños? El ahora DJ lo tiene más que presente.

Dídac dijo...

y creoq eu el compas, se le hacabo la punta pa´la espera.

Anónimo dijo...

Nice fill someone in on and this mail helped me alot in my college assignement. Thanks you on your information.