jueves, 9 de octubre de 2008

Efebofilia

catorce años.

una única vez
dios, o lo más parecido,
se metió en mis huesos
lánguidos,
cansados,
frívolos:

te penetraba
y mi cansancio
se disolvió en tu vida,
y mis piernas eran tus piernas,
y mi sexo era tu sexo,
y tu voz era mi voz.

un blues sonaba,
Dentro mío te pierdes,
y la vida tuvo sentido
por primera, única vez.

dios, o lo más parecido,
destructor de fronteras,
entre tu cuerpo
y el mío.

quince años.

eres apenas un crío
y no lo sabes,
calladamente te lo digo,
mi niño,
yo me muero
por los besos de tu boca.

qué deseos se han anidado
en los pliegues de tus labios,
quién los ha visto madurar
y dispersarse volando.

no puedo saberlo,
y en lugar de eso
te estoy escribiendo,

para que no digas
que no sabías
que tú eres
la razón de mis días.

dieciséis años.

estoy por hacerte el amor
en la misma cama
en la que tus padres
te concibieron.

todo es circular,
menos tu felicidad.

no creas que no sé
que preferirías que
yo fuera aquel
con el que sueñas.

no te preocupes,
no me ofenderé
si cierras los ojos
y piensas en él.

todos tienen derecho
a la alegría
de un encuentro.

diecisiete años.

perdona.
no tengo tiempo para enamorarte,

vamos al grano,
a cada embestida sentirás
que tu voz se desquebraja.

pero no puedo parar,
todos deben tener una primera vez.

no me lo tomes a mal,
a mí me lo hizo alguien también,
y a ese alguien, otro,
y al otro, otro
y así.

y tú también lo harás,
ya ves,
ahora quieres crecer,
luego, como yo,
tendrás miedo
de envejecer.


5 comentarios:

Champy dijo...

Ay cabrón que fuerteee!!!!

Consgigues poner el cuero de
gallina!!!

Bello????

No, Intenso.

Dídac at dídac dijo...

me recordaste a Bukosky
me dolioo,
me doliooo.

Fastfood dijo...

¿Por qué tus versos siempre me golpean?

Besos, poeta.

Emilio dijo...

A mí también me gustaron, mucho más que los de la Poniatowska de hace unas semanas. Imagino que la pregunta sobre y ofende, pero ¿leíste 'La estatua de sal' de Novo? Me recordó a lo que escribiste.
saludos!

The Phoenix dijo...

¡A jijos, pinchi Raulito!

No sólo La estatua de sal, también Juntando mis pasos de Elías Nandino y Otros días, otros años de Luis González de Alba y las memorias de Kavafis, y, y, y...

1. ¿Emilio también es tu lector? Mirá que el mundo y la blogósfera es un pañuelo.

2. El último verso fue como una cubetada de agua fría.

3. Así es, harto chisme pendiente, muchachón.

4. A ver si ya no dejas este bló y lotro tan abandonado.

5. ¿Por qué desapareciste "Los últimos días"? ¿Y ahora onde leeré las fichas de presentación del Serpentino Grupo Mueganito?

Abrazos y besines.